Archivo del sitio

Colitas de rape a la cerveza.

El infortunio pone a prueba a los amigos y descubre a los enemigos.”

EPICTETO
Pensador griego.
Hoy, receta de pescado de esas de coge pan y moja. No sabría decir si está más rico el pescado, las patatas o la salsita, pero la verdad es que el conjunto está muy bueno y es un plato muy fácil y rápido de hacer. Esta vez lo he hecho con cerveza, pero se puede hacer igualmente con sidra, cava, vino…

Ingredientes para tres personas.

  • 3 colitas de rape de ración.
  • 1 cebolleta pequeña.
  • 100 ml. de cerveza.
  • 100 ml. de agua ( yo he aprovechado caldo de cocer verdura al vapor, que algo de sustancia, aunque poca, queda)
  • 1 cucharada de harina.
  • 1 patata mediana.
  • 1 cucharada de concentrado de verdura. ( si no se tiene, utilizar un cubito de caldo comercial, o sustituir el agua por caldo de verduras.
  • aceite de oliva virgen extra.
  • sal ( si se utiliza el concentrado de verduras, cuidado porque ya tiene)
  • Un poco de harina para rebozar el rape.
  • Un poco de perejil picado para espolvorear.

Elaboración

  1. Troceo la cebolleta bien pequeña y la rehogo en un poco de aceite, le añado un poquitín de sal y tapo la cacerola para que se poche tranquilamente.
  2. Cuando está bien transparente le agrego la patata chascada en trozos pequeños, le doy unas vueltas y le añado la cucharada de harina, removiendo para que se sofría un poco.
  3. Le añado la cucharada de concentrado de verdura, la cerveza y el agua y lo llevo a ebullición.
  4. Cuando empiece a hervir, le incorporo las colitas de rape previamente pasadas por harina y lo dejo cocer todo a fuego bajo y con la cacerola tapada unos 10-12 minutos hasta ver que tanto la patata como el pescado están en su punto.
  5. Antes de servir, lo rocío con un poco de perejil picado.

Listo para degustar. Lo he servido tal cual, pero habrá quien prefiera sacar las patatas y el pescado y pasar la salsa por la batidora o pasapurés, pero la verdad es que con lo tierna que es la cebolleta, queda finísima y ni se nota. Para la próxima deberé poner mucha más patata, que mi marido dice que queda más rica que el pescado, y es que  ya suele pasar que el acompañamiento quede tan o más sabroso que el ingrediente principal.

Buen provecho.

Anuncios

Salsa de yogurt para ensaladas.

“La enseñanza es el pasaporte para el futuro; El mañana pertenece a las personas que se preparan en el presente.”

Malcolm X
Político estadounidense.

Hace tiempo que utilizo esta salsa para aderezar ensaladas de pasta, arroz, de frutas… Buscando ideas con las que aligerar las salsas tradicionales a base de mayonesas llegué a esta fórmula y nos gustó tanto que la hemos adoptado adaptándola a la mayoría de ensaladas de este tipo en que no utilizamos la típica vinagreta.

Ingredientes:

  • Medio yogurt
  • 1 cucharada sopera de mayonesa ( si es casera, mejor que mejor, pero si no de bote), que le aporta la grasa suficiente a la salsa.
  • 1 cucharadita de mostaza ( yo uso la antigua, la de los granitos) que le aporta el toque ácido.
  • 1 chorrito de salsa de soja que le aporta el toque de sal.

Elaboración:

Tan fácil como mezclar todos los ingredientes y agregar a la ensalada. Se pueden ajustar las proporciones a la cantidad de ensalada a aliñar, yo he puesto la que solemos utilizar en casa, para 2 o 3 raciones.

También se le puede añadir el jugo de la piña ( si es que la ensalada contiene piña en su jugo ) y reducir algo de yogurt para que no quede tan líquida.

Salsa de tomate con carne para acompañar a la pasta.

“El amor y el odio no son ciegos, sino que están cegados por el fuego que llevan dentro.”

NIETZSCHE, Friedrich
Filólogo y filósofo alemán del siglo XIX

Muchas de las recetas que preparo para diario suelen ser de platos únicos, que se pueden tener totalmente  preparados en el congelador o que necesiten un acabado rápido a partir de una base previamente cocinada. Entre semana, mi hija vuelve del instituto antes de que yo acabe de trabajar y de esta manera le facilito mucho la tarea de prepararse la comida, comer bien, y tener tiempo de volver a las clases de la tarde. Cuando yo llego, ella ya suele estar comiendo y yo con mi ración calentita a punto de degustar.  Por este motivo, me gusta cocinar guisos y preparaciones básicas el fin de semana, en cantidades suficientes como para comer ese día ( que estamos los tres en casa ) y guardar raciones de dos para comer entre semana, y tener suficiente variedad de platos como para ir variando cada día.

Hay días, sin embargo, en que llego yo antes que ella y son los que aprovecho para hacer un primero y un segundo, pero son los menos.

Quiero compartir un clásico en mi congelador, el sofrito de tomate y carne que uso para acompañar las pastas. Para algunas preparaciones, como la lasaña, me decanto por la tradicional salsa boloñesa, pero con los macarrones y los espaguetis, me quedo con mi salsa de tomate con daditos de carne cortados a mano. Es que en casa gusta como ninguna.

Siempre que la preparo hago un montón de naciones, comemos la del día y congelo el resto en tapers de dos o tres raciones, ya sea para utilizar entre semana o el fin de semana.

Raciones de salsa de tomate con carne.

Ingredientes para unas 25 raciones:

  • 150 gramos de cebolla picada, pero no mucho.
  • 2 ó 3 dientes de ajo.
  • 60 gramos de AOVE
  • 1 copita de vino blanco
  • 3 latas de tomate natural triturado de 800 gramos.
  • 1 cucharada sopera de concentrado de verduras, o 2 pastillas de caldo comercial.
  • Sal, pimienta, orégano, laurel.
  • 1 Kg y cuarto de carne magra de cerdo, sin exceso de grasa.
  • 2 chorizos de sarta ( unos 400 gramos ).

Procedimiento:

  1. Sofrío la cebolla en el aceite, con un poquito de sal para que sude el agua y a fuego lento. Cuando está doradita, añado el vino y subo el fuego para que evapore el alcohol.
  2. Cuando la cebolla esté transparente, añado la cucharada de caldo concentrado de verduras y el tomate. Remuevo bien. Cuando alcance la temperatura de ebullición, tapo la cacerola y bajo el fuego al mínimo y lo dejo cocer entre 50 y 60 minutos. Echo la sal y corrijo la acidez del tomate, si es necesario, con una pizca de azúcar.
  3. Mientras, corto la carne y el chorizo a cuchillo, en daditos pequeños.
  4. En una sartén, con un mínimo de aceite, lo justo para que no se pegue, sofrío toda la carne. Le echo sal y pimienta y la dejo sofreír por espacio de unos 20/30 minutos.
  5. Cuando esté la carne en su punto, la añado a la cazuela del tomate con cuidado de que no se vierta la grasa del chorizo que suele quedarse en el fondo de la sartén.

Ración de salsa de tomate lista para añadir a la pasta.

Ya sólo queda hervir la pasta ( macarrones o espaguetis ) para la ración que nos comeremos este día, añadirle la ración de tomate que admita, o el que nos guste, espolvorear queso rallado, gratinar y servir. Yo utilizo este plato como plato único, acompañado de una ensalada.

Con el resto del tomate, lo guardo en el congelador tal como he explicado antes para tener a mano cada vez que queramos comernos un plato de pasta rico y rápido, con sólo hervir la pasta antes de consumir.

Una ración de este sofrito aporta:

Energía [kcal]
230
Calcio [mg]
66,8
Vit. B1 Tiamina [mg]
0,60
Proteína [g]
14,5
Hierro [mg]
2,2
Vit. B2 Riboflavina [mg]
0,19
Hidratos carbono [g]
5,9
Yodo [µg]
5,2
Eq. niacina [mg]
6,5
Fibra [g]
1,2
Magnesio [mg]
42,3
Vit. B6 Piridoxina [mg]
0,40
Grasa total [g]
15,9
Zinc [mg]
1,8
Ac. Fólico [µg]
54,5
AGS [g]
5,9
Selenio [µg]
17,0
Vit. B12 Cianocobalamina [µg]
0,43
AGM [g]
7,8
Sodio [mg]
1104
Vit. C Ac. ascórbico [mg]
8,9
AGP [g]
1,4
Potasio [mg]
1300
Retinol [µg]
0,12
AGP/AGS Fósforo [mg]
154
Carotenos [µg]
1193
(AGP + AGM)/AGS Vit. A Eq. Retinol [µg]
199
Colesterol [mg]
46,6
Vit. D [µg]
Trazas
Alcohol [g]
0,34
Vit. E Tocoferoles [µg]
1,0
Agua [g]
134
A %d blogueros les gusta esto: