Archivo del sitio

Esqueixada.

“Eres libre de lo que has renunciado y esclavo de lo que deseas.”

Anónimo
Personaje desconocido

La esqueixada de bacalao es un plato muy típico en Cataluña y es un imprescindible cuando las temperaturas aumentan y nos apetece comer cosas fresquitas aunque nutritivas. Y no sólo por motivo de las temperaturas que se suele consumir por esta época. Es también porque la mayor parte de los ingredientes procede de la huerta. Hoy en día disponemos de hortalizas todo el año, aunque en verano es cuando mejor se saborean, pero antiguamente su consumo se limitaba a los meses de calor, el resto del año se echaba mano de las conservas.

Ingredientes para 4 personas. 

  • 2 lomos de bacalao desalado

  • 1 pimiento rojo

  • 2 tomates bien hermosos

  • 1 cebolla tierna

  • 1 bote de olivas negras sin hueso

  • 1 manzana

  • AOVE

  • vinagre de manzana

Preparación.

  1. Primero, desmigo el bacalao, cuidando bien de que no se cuele ninguna espina y lo pongo en una fuente honda.

  2. Troceo el pimiento rojo, los tomates, la cebolla,  las olivas negras y la manzana y lo incorporo al bacalao.

  3. Aliño con un poco de vinagre de manzana y un chorro bien generoso de AOVE. Sal no suele hacer falta, todo depende del punto de salazón del bacalao. Lo remuevo todo bien y lo dejo reposar en el frigorífico unas horas, para que los sabores estén bien integrados.

* Se puede añadir, si se quiere, pimiento verde troceado, le aporta otro tono de color y de sabor.

* La manzana es opcional. A mi me gusta el contraste que le da.

* La cebolla tierna se puede poner a macerar un poco antes en un poco de agua y vinagre para que esté más dulce. Si es cebolla seca es casi imprescindible este maceramiento para quitarle fuerza.

Buen provecho.

Tal vez de interese:

Anuncios

Patatas con bacalao…y arroz.

“El que chismorrea contigo de los defectos ajenos, chismorrea con otros de los tuyos.”

DIDEROT, Denis
Filósofo y escritor francés.
     Hoy me ha dado por preparar patatas con bacalao y, a última hora me pareció que le faltaba algo y le puse un puñadito de arroz precocido que guardo en el congelador para menesteres varios o para engordar algún plato que lo necesite.
     A mi hija no le entusiasma el pescado, sobre todo a secas, a la plancha y tal, por lo que tengo que ingeniármelas para que no pierda protagonismo en la dieta semanal. Una manera saludable y sostenible es acompañar carnes y pescados de verduras, legumbres, arroz, y de este modo suavizamos las reacciones adversas que algunos comensales puedan tener sobre ciertos alimentos “imprescindibles” en una dieta variada y equilibrada.

   Ingredientes para 2 raciones:

  • 2oo gramos de bacalao desalado ( aprox )
  • 400 gramos de patatas.
  • 50 gramos de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 400 ml. de caldo de verduras ( o agua en su defecto )
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera.
  • Sal ( cuidado, primero probar )
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • 1 puñadito de arroz precocido ( opcional )

Elaboración:

  1. Pongo a dorar la cebolla en una cacerola con una cucharada de aceite.
  2. Le añado el diente de ajo picadito, remuevo y tapo para que sude todo junto a fuego suave.
  3. Mientras se dora, pelo las patatas y las chasco. Las añado a la cacerola, le doy unas vueltas más y dejo que se doren un poquitín para que cojan color y sabor. Si veo que se me queman demasiado, le añado un poquitín del caldo, pero nada, un pensamiento nada más.
  4. Mientras, voy desmigando el bacalao, cuidando de que no se cuele ninguna espina.
  5. Cuando las patatas ya tienen un poco de color dorado, le añado el bacalao, le doy unas vueltas al conjunto, le añado el pimentón, otro par de vueltas y, finalmente, el caldo.
  6. Lo dejo cocer tapado hasta que las patatas estén casi listas. Luego destapo la cacerola si quiero que se evapore un poco del líquido que no se hayan bebido las patatas y listo. 
  7. Como ya he dicho antes, se me ha antojado añadirle en el último momento un puñadito de arroz previamente cocido y que guardo como fondo de congelador para estos menesteres, pero se puede prescindir de él. De todos modos, si no se tiene arroz precocido y se quisiera añadir al plato, se puede hacer justo antes de añadir el caldo y aumentar la cantidad de éste, ya que el arroz absorberá más que las patatas.

Buen provecho.

A %d blogueros les gusta esto: