Archivo del sitio

Arroz con alcachofas

“Nuestra naturaleza está en movimiento. El reposo absoluto es la muerte.”

PASCAL, Blaise
Filósofo, matemático y físico francés.
Esta receta está inspirada en una similar que encontré en gastronomía & cia, con alguna modificación.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 400 gramos de arroz
  • 6 alcachofas
  • una punta de jamón
  • 1 litro de caldo de ave (o de verdura)
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo.
  • AOVE
  • 1/2 cucharadita de pimentón.
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma.
  • sal, pimienta

Elaboración:

  1. Limpio las alcachofas, eliminando las hojas de la parte externa y recortando las partes duras, pero conservando los rabos, las parto en cuartos, elimino la pelusilla interior  y las coloco en un bol de agua con un chorro de limón.
  2. Unto una sartén con ajo, le añado tres cucharadas de AOVE y las alcachofas. Las salo y las dejo rehogar con la sartén tapada durante unos 15′, removiendo de vez en cuando.
  3. Mientras, corto la cebolla bien pequeña y empiezo a calentar el caldo.
  4. Al cabo de los 15′, añado la cebolla picada a la sartén. La dejo sofreír mientras corto los ajos en láminas finas y el jamón a trocitos. Cuando la cebolla empiece a transparentar, añado los ajos y el jamón. Le doy unas vueltas hasta que se empiecen a dorar. Le añado el vino y dejo evaporar con la sartén destapada.
  5. Una vez evaporado el vino, es el momento de añadir el pimentón, la pimienta y la cúrcuma. Seguidamente se añade el caldo caliente y se deja cocer unos 10-12′ a fuego medio-bajo.

* En el paso 5, antes de añadir el caldo, se pueden separar raciones para guardar en el congelador para futuras ocasiones ( éste es mi caso, que en casa comemos 2 y a mi hija cuando llega del cole le viene bien tener algo previamente preparado para acabar de cocinar) En este caso, se añadirá sólo la parte proporcional del caldo y el resto se deja para cuando convenga consumir la ración guardada. Estas raciones se sacarán la víspera del congelador y se guardarán en la nevera. Cuando se quiera consumir, mientras se calienta en la sartén el arroz preparado, se puede calentar el el microondas el caldo. Una vez ambos calientes, se añade el caldo a la sartén y se deja cocer los 10-12′ requeridos como si nada. En un momento, casi en lo que se tarda en quitarse los zapatos y poner la mesa, tenemos el arroz en su punto.

Buen provecho.

Anuncios

Patatas con bacalao…y arroz.

“El que chismorrea contigo de los defectos ajenos, chismorrea con otros de los tuyos.”

DIDEROT, Denis
Filósofo y escritor francés.
     Hoy me ha dado por preparar patatas con bacalao y, a última hora me pareció que le faltaba algo y le puse un puñadito de arroz precocido que guardo en el congelador para menesteres varios o para engordar algún plato que lo necesite.
     A mi hija no le entusiasma el pescado, sobre todo a secas, a la plancha y tal, por lo que tengo que ingeniármelas para que no pierda protagonismo en la dieta semanal. Una manera saludable y sostenible es acompañar carnes y pescados de verduras, legumbres, arroz, y de este modo suavizamos las reacciones adversas que algunos comensales puedan tener sobre ciertos alimentos “imprescindibles” en una dieta variada y equilibrada.

   Ingredientes para 2 raciones:

  • 2oo gramos de bacalao desalado ( aprox )
  • 400 gramos de patatas.
  • 50 gramos de cebolla.
  • 1 diente de ajo.
  • 400 ml. de caldo de verduras ( o agua en su defecto )
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera.
  • Sal ( cuidado, primero probar )
  • Aceite de Oliva Virgen Extra.
  • 1 puñadito de arroz precocido ( opcional )

Elaboración:

  1. Pongo a dorar la cebolla en una cacerola con una cucharada de aceite.
  2. Le añado el diente de ajo picadito, remuevo y tapo para que sude todo junto a fuego suave.
  3. Mientras se dora, pelo las patatas y las chasco. Las añado a la cacerola, le doy unas vueltas más y dejo que se doren un poquitín para que cojan color y sabor. Si veo que se me queman demasiado, le añado un poquitín del caldo, pero nada, un pensamiento nada más.
  4. Mientras, voy desmigando el bacalao, cuidando de que no se cuele ninguna espina.
  5. Cuando las patatas ya tienen un poco de color dorado, le añado el bacalao, le doy unas vueltas al conjunto, le añado el pimentón, otro par de vueltas y, finalmente, el caldo.
  6. Lo dejo cocer tapado hasta que las patatas estén casi listas. Luego destapo la cacerola si quiero que se evapore un poco del líquido que no se hayan bebido las patatas y listo. 
  7. Como ya he dicho antes, se me ha antojado añadirle en el último momento un puñadito de arroz previamente cocido y que guardo como fondo de congelador para estos menesteres, pero se puede prescindir de él. De todos modos, si no se tiene arroz precocido y se quisiera añadir al plato, se puede hacer justo antes de añadir el caldo y aumentar la cantidad de éste, ya que el arroz absorberá más que las patatas.

Buen provecho.

Risoto de champiñones y gambas ( Thermomix )

“Si exagerásemos nuestras alegrías, como hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia.”
FRANCE, Jacques Anatole
Novelista y premio Nobel francés.

Este fin de semana está apretando el frío de lo lindo, por lo que apetece llevarse a la boca algo calentito. Como los platos de cuchareo que suelo tener en el congelador no hacen demasiado domingo, me he decidido por este risoto, que es una adaptación a los ingredientes que tenía en la nevera y el congelador, de los risotos buenísimos que he encontrado en el recetario de la Thermomix que llevo un mes visitando en busca del plato ideal.

Resulta que de la ternera que preparé ayer ( ya colgaré la receta en otra ocasión, que no tuve oportunidad de hacerle la foto ) me sobraron unos champiñones y pensé en añadirle unas gambas peladas congeladas que suelo siempre tener para estos menesteres y hacer un arroz de esos que quedan resultones y nos hace entrar en calor con poco trabajo y poca pasta.

Ingredientes para tres personas:

  • 1 cebolla pequeña.
  • 1 diente de ajo
  • 30 gramos de aceite
  • 50 gramos de vino blanco
  • ganbas peladas y champiñones laminados, unos 150 gramos en total
  • 200 gramos de arroz
  • 1 cucharada sopera de caldo concentrado de verduras
  • 1/2 litro de agua
  • 1 cucharada de queso rallado (opcional)

Elaboración en Thermomix:

Coloco en el vaso el aceite y caliento 1 minuto, temperatura varoma, velocidad cuchara. Le añado la cebolla y la troceo unos segundos a velocidad 5. Bajo los restos de las paredes con la espátula y lo pongo a sofreír 6 minutos a temperatura varoma, velocidad cuchara.

Añado los champiñones troceados, y los sofrío dos minutos a temperatura varoma, velocidad cuchara. Le añado el vino y la cucharada de caldo concentrado de ave y lo dejo cocer 6 minutos a temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. Le coloco el cestillo a la tapa en lugar del cubilete para permitir que se evapore el alcohol.

Le añado el arroz y las gambas y lo remuevo unos segundos a velocidad 3 con el giro a la izquierda. Le añado finalmente el agua y lo dejo cocer 10 minutos, temperatura varoma, giro a la izquierda, velocidad cuchara. En el último minuto le añado la cucharada de queso rallado ( no siempre, hoy la temperatura exterior invitaba a darle un toque contundente al plato, pero por lo general no suelo echarle)

No le echo sal, porque el caldo concentrado de verduras ya tiene la sal suficiente que necesita el plato.

Buen provecho,

 Valoración nutricional por ración para la relación de alimentos y cantidades indicadas

Energía [kcal]
388
Calcio [mg]
37,4
Vit. B1 Tiamina [mg]
0,064
Proteína [g]
9,0
Hierro [mg]
1,4
Vit. B2 Riboflavina [mg]
0,10
Hidratos carbono [g]
56,3
Yodo [µg]
25,1
Eq. niacina [mg]
4,9
Fibra [g]
1,5
Magnesio [mg]
38,8
Vit. B6 Piridoxina [mg]
0,23
Grasa total [g]
12,6
Zinc [mg]
1,3
Ac. Fólico [µg]
21,1
AGS [g]
2,4
Selenio [µg]
11,5
Vit. B12 Cianocobalamina [µg]
0,30
AGM [g]
7,9
Sodio [mg]
1461
Vit. C Ac. ascórbico [mg]
1,9
AGP [g]
1,5
Potasio [mg]
239
Retinol [µg]
1,3
AGP/AGS Fósforo [mg]
182
Carotenos [µg]
1,5
(AGP + AGM)/AGS Vit. A Eq. Retinol [µg]
1,5
Colesterol [mg]
25,5
Vit. D [µg]
0,0013
Alcohol [g]
1,4
Vit. E Tocoferoles [µg]
1,6
Agua [g]
229

 

Por un plato de lentejas.

“El tipo más elevado de hombre es el que obra antes de hablar, y profesa lo que practica.”
CONFUCIO
Filósofo chino.

 

Cuando las temperaturas bajan como se esperan en este fin de semana, el cuerpo pide cuchareo y platos calientes. No es de extrañar que hoy me haya vendido por un plato de lentejas.

Lentejas con arroz.

Lentejas con arroz.

No es nada nuevo, sino un clásico en mi cocina. Se trata de una adaptación de  las lentejas de mi madre ( con patata, buenas pero que no admiten congelación ) a las de mi suegra ( con arroz, que sí que admite congelar raciones ), todo ello con mi toque de sencillez que hace que aproveche una olla de lentejas para tener comida para un mes.

Ingredientes:

  • 1 Kg de lentejas
  • 1 bote de tomate natural triturado
  • 2 cebollas
  • 1 cabeza de ajos
  • salchichas
  • chorizo de sarta.
  • sal
  • comino
  • arroz al finalizar la cocción.

La receta es tan fácil que sólo hay que colocar en la olla  todos los ingredientes, menos los cárnicos y el arroz , añadimos agua hasta el nivel permitido por la olla ( en mi caso es una de 8 litros, que me da para todo el Kg de lentejas ), cerramos y ponemos al fuego. Cuando empieza a salir el vapor, bajar el fuego y mantener durante una media hora.

Pasado este tiempo, rescatamos de la olla la cebolla y la cabeza de ajos, lo pasamos por el pasapurés y lo devolvemos a la olla. Es el momento de rectificar de sal y colocar los ingredientes cárnicos. Lo integro todo bien y procedo a rellenar una cacerola con la porción que toque comer este día, le añado un puñadito de arroz, el caldo que éste necesite,  y acabo la cocción.

El resto lo distribuyo en tuppers de dos o tres raciones ( entre semana sólo somos dos y el fin de semana, tres ), les añado su puñadito de arroz, lo remuevo para que éste se impregne del jugo de las lentejas y dejo enfriar antes de meter en el congelador.

De esta manera tengo lentejas para un día a la semana de todo un mes como mínimo. Lo saco la noche anterior y mi hija, cuando vuelve del instituto, sólo tiene que calentarlo, añadirle el caldo que admita y esperar que se acabe de cocer el arroz ( que no es mucho, porque ya se integró con las lentejas aún calientes, precociéndose de este modo sin pasarse). La única precaución que tiene que tener es procurar que no se peguen, que ya sabemos la fama que tienen las lentejas, que se pegan más que las sábanas.

Por lo demás, sólo preparar una ensalada de acompañamiento y de postre una naranja, ya que es sabido que el hierro de las legumbres se absorbe mucho mejor si lo acompañamos de vitamina C.

Valores nutricionales de las lentejas.

A %d blogueros les gusta esto: