Archivo del sitio

Pan con aceite y azúcar.

“La recompensa de una buena acción es haberla hecho.”

SÉNECA, Lucio Anneo
Filósofo latino.

Yo, que nací entre campos de olivares, crecí merendando el tan socorrido pan con aceite y azúcar.

Han cambiado mucho los tiempos y hoy en día encontramos tal variedad de productos elaborados para merendar que hemos olvidado esa merienda que era un lujo para el paladar de los niñ@s de los años sesenta. Y me parece una lástima, la verdad. Cuando iba a buscar a mi hija al colegio, acostumbraba a llevarle un bocadillito para el camino a casa, aunque la mayoría de los niños entraban a la tienda de al lado con sus padres a comprar el típico pastelito, o ensaimada, e incluso chuches. Alguna vez mi hija me había pedido que por qué no le compraba bollicaos, que llevaban cromos o regalitos. Ahora se alegra de que le haya inculcado buenos hábitos tanto para la merienda como para el desayuno.

Muchas veces achacamos a la falta de tiempo el no desayunar o merendar de una forma saludable. Pues no es excusa cuando podemos recurrir al típico pan con aceite y azúcar. Se prepara en un momento, se acompaña de un vaso de leche o zumo o incluso de alguna onza de chocolate.

Pan con aceite y azúcar

Éste que pongo aquí está preparado con una rebanada del pan integral con frutos secos que ví en webosfritos y que guardaba en el congelador. Del congelador a la tostadora, chorrito de AOVE y punto de azúcar. Una rebanadita nada más, que a mi edad en la merienda con poco basta.  ¿Qué? ¿Seguimos con las excusas?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: