Archivo de la categoría: Verduras

Rollo de patata.

“Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.”

LA ROCHEFOUCAULD, François de
Escritor francés.

Rollo de patata

Esta entrada corresponde a otro de los platos que mi hija ha preparado aprovechando sus vacaciones escolares. El plato lo eligió de entre las fichas culinarias que coleccioné aún de soltera y que todavía consulto para cuando quiero hacer algo especial que se salga del plato de diario. Aunque es un plato que en verano mi madre ya solía hacer, variando algún que otro ingrediente, es la primera vez que se ha hecho en casa en forma de rollo, siempre había sido en forma de timbal, a capas, que también es una manera resultona y rica de prepararlo.

Ingredientes para dos personas: 

Unos 200 ml. de puré de patatas espeso.

1 lata de atún en aceite.

1 lata pequeña de pimiento morrón,

1 huevo cocido,

unos 50 gramos de pepinillos en vinagre,

mayonesa, salsa de tomate,

hojas de lechuga, olivas y tomates cherry para decorar.

 

Preparación: 

Primero ha extendido el puré de patata sobre una hoja de papel film, dando forma de rectángulo de un dedo de grueso aproximadamente.

Rectángulo de patata

Seguidamente ha añadido al rectángulo, por este orden, el atún escurrido y desmigado, el pimiento rojo a tiras, el huevo duro picado ( excepto dos rodajas que ha reservado para adornar), los pepinillos ( excepto los que ha utilizado para el adorno ) y mayonesa mezclada con una cucharada de salsa de tomate para darle color y sabor.

Una vez ha tenido todos los ingredientes extendidos sobre el puré, con ayuda del papel film ha procedido al enrollado, cuidando que quede un rollo lo más firme y parejo posible. Sin retirar el papel film lo ha guardado en el frigo para que coja firmeza.

Pintando el rollo de patata

Poco antes de servir, lo ha sacado, le ha quitado el film, lo ha pintado con mayonesa y lo ha decorado con unas tiras de salsa de tomate, pepinillos, las rodajas de huevo duro y unos tomates cherry. Lo ha acompañado de unas hojas de lechuga, tomate y olivas y……..delicioso!

Buen provecho!

“Chicons au gratin” Endivias gratinadas.

“Un error reconocido es una victoria ganada.”

Anónimo
Personaje desconocido

Endivias gratinadas

Esta receta de endivias con bechamel gratinadas me la ha pasado una amiga belga, Lola, con la que mantengo contacto gracias a InterPals, una página con la que puedes contactar con gente alrededor del mundo y compartir idiomas, tradiciones, aficiones… Me interesé con el objetivo de practicar inglés con nativos de este idioma y ofrecer el mío a cambio, pero la verdad es que son muchas más las cosas que se pueden aprender, y he aquí la prueba, un plato rico, fácil, típico belga, ideal como entrante o como una buena tapa acompañada de una de sus fantásticas cervezas bien fresquita.

Ingredientes para dos personas.

    – dos endivias blancas. ( chicons )

   –  dos lonchas finas  de jamón cocido o pavo braseado.

   –  Una taza de bechamel

   –  Queso rallado.

Preparación:

Se cuecen las endivias en agua salada.

   He cocido las endivias previamente en agua salada durante 15 minutos y las he escurrido bien,

Enrollo las endivias en sendas lonchas de pavo braseado.

   He envuelto cada una en una loncha de pavo braseado, dejando la junta en la base para que no se abra en rollo.

   He preparado una bechamel calentando una taza de leche con sal, pimienta y nuez moscada a punto de ebullición y añadiéndole una cucharada de Roux bien frío ( espesa en cuestión de segundos y no quedan grumos ) . Si no se dispone de roux, la bechamel se realiza facilmente calentando un poco de aceite o mantequilla ( al gusto ), añadiendo una cucharada de harina, removiendo hasta que se tueste y añadiendo una taza de leche caliente, sal, pimienta y nuez moscada. En este caso, a diferencia de con el roux, se tiene que remover bien hasta que espese para evitar los grumos.

   He colocado las endivias en un plato apto para ir al horno, las he cubierto parcialmente con la bechamel ( no he cubierto del todo para obtener así un plato más ligero y en el que destacara el rollito de endivia y no su salsa ), he espolvoreado bien con queso rallado y he gratinado en el horno unos minutos hasta verlas doradas.

   Este plato también se puede realizar, si no nos gustan las endivias o no las tenemos a mano, con espárragos blancos,  corazones de alcachofa o alguna otra verdura que nos guste, aunque lo típico de Bélgica son las endivias o “chicons”. Si se realiza como lo he hecho yo, con poca cocción  y poca salsa, es un plato ligero en el que se aprecian bien los sabores y la textura de los elementos que lo componen. Me ha gustado mucho.

Buen provecho.

Esqueixada.

“Eres libre de lo que has renunciado y esclavo de lo que deseas.”

Anónimo
Personaje desconocido

La esqueixada de bacalao es un plato muy típico en Cataluña y es un imprescindible cuando las temperaturas aumentan y nos apetece comer cosas fresquitas aunque nutritivas. Y no sólo por motivo de las temperaturas que se suele consumir por esta época. Es también porque la mayor parte de los ingredientes procede de la huerta. Hoy en día disponemos de hortalizas todo el año, aunque en verano es cuando mejor se saborean, pero antiguamente su consumo se limitaba a los meses de calor, el resto del año se echaba mano de las conservas.

Ingredientes para 4 personas. 

  • 2 lomos de bacalao desalado

  • 1 pimiento rojo

  • 2 tomates bien hermosos

  • 1 cebolla tierna

  • 1 bote de olivas negras sin hueso

  • 1 manzana

  • AOVE

  • vinagre de manzana

Preparación.

  1. Primero, desmigo el bacalao, cuidando bien de que no se cuele ninguna espina y lo pongo en una fuente honda.

  2. Troceo el pimiento rojo, los tomates, la cebolla,  las olivas negras y la manzana y lo incorporo al bacalao.

  3. Aliño con un poco de vinagre de manzana y un chorro bien generoso de AOVE. Sal no suele hacer falta, todo depende del punto de salazón del bacalao. Lo remuevo todo bien y lo dejo reposar en el frigorífico unas horas, para que los sabores estén bien integrados.

* Se puede añadir, si se quiere, pimiento verde troceado, le aporta otro tono de color y de sabor.

* La manzana es opcional. A mi me gusta el contraste que le da.

* La cebolla tierna se puede poner a macerar un poco antes en un poco de agua y vinagre para que esté más dulce. Si es cebolla seca es casi imprescindible este maceramiento para quitarle fuerza.

Buen provecho.

Tal vez de interese:

Arroz con alcachofas

“Nuestra naturaleza está en movimiento. El reposo absoluto es la muerte.”

PASCAL, Blaise
Filósofo, matemático y físico francés.
Esta receta está inspirada en una similar que encontré en gastronomía & cia, con alguna modificación.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 400 gramos de arroz
  • 6 alcachofas
  • una punta de jamón
  • 1 litro de caldo de ave (o de verdura)
  • 150 ml de vino blanco
  • 1 cebolla pequeña
  • 2 dientes de ajo.
  • AOVE
  • 1/2 cucharadita de pimentón.
  • 1/4 cucharadita de cúrcuma.
  • sal, pimienta

Elaboración:

  1. Limpio las alcachofas, eliminando las hojas de la parte externa y recortando las partes duras, pero conservando los rabos, las parto en cuartos, elimino la pelusilla interior  y las coloco en un bol de agua con un chorro de limón.
  2. Unto una sartén con ajo, le añado tres cucharadas de AOVE y las alcachofas. Las salo y las dejo rehogar con la sartén tapada durante unos 15′, removiendo de vez en cuando.
  3. Mientras, corto la cebolla bien pequeña y empiezo a calentar el caldo.
  4. Al cabo de los 15′, añado la cebolla picada a la sartén. La dejo sofreír mientras corto los ajos en láminas finas y el jamón a trocitos. Cuando la cebolla empiece a transparentar, añado los ajos y el jamón. Le doy unas vueltas hasta que se empiecen a dorar. Le añado el vino y dejo evaporar con la sartén destapada.
  5. Una vez evaporado el vino, es el momento de añadir el pimentón, la pimienta y la cúrcuma. Seguidamente se añade el caldo caliente y se deja cocer unos 10-12′ a fuego medio-bajo.

* En el paso 5, antes de añadir el caldo, se pueden separar raciones para guardar en el congelador para futuras ocasiones ( éste es mi caso, que en casa comemos 2 y a mi hija cuando llega del cole le viene bien tener algo previamente preparado para acabar de cocinar) En este caso, se añadirá sólo la parte proporcional del caldo y el resto se deja para cuando convenga consumir la ración guardada. Estas raciones se sacarán la víspera del congelador y se guardarán en la nevera. Cuando se quiera consumir, mientras se calienta en la sartén el arroz preparado, se puede calentar el el microondas el caldo. Una vez ambos calientes, se añade el caldo a la sartén y se deja cocer los 10-12′ requeridos como si nada. En un momento, casi en lo que se tarda en quitarse los zapatos y poner la mesa, tenemos el arroz en su punto.

Buen provecho.

Calabacín relleno de gambas.

“No hay talento más valioso que el de no usar dos palabras cuando basta una.”

JEFFERSON, Thomas 
Político y filósofo estadounidense

Ingredientes para 3 raciones:

  • 2 calabacines
  • 6 langostinos
  • un puñado de gambitas peladas congeladas
  • 1/2 cebolla
  • harina
  • sal, pimienta
  • coñac
  • Queso rallado

Preparación:

  1. He partido cada calabacín en tres trozos, los he vaciado con la ayuda de una cucharilla, dejando la base sin vaciar, y los he puesto en el microondas, a máxima potencia, durante 8 minutos. Es mejor quedarnos cortos con los tiempos del micro, comprobar el estado de la cocción y, si es necesario, darle unos minutos más. Tienen que quedar tiernos pero enteros.
  2. Mientras, he pelado los langostinos, he puesto las cabezas y las cáscaras a sofreír con un poco de sal y un chorrito de coñac. Les he añadido un vaso de agua y lo he dejado dar un hervor. He colado y reservado el caldo.
  3. En una sartén he sofrito la cebolla, cuando la he visto transparente  le he añadido las gambitas , un pellizco de sal y un chorrito de coñac. He flambeado y he añadido por último la carne de vaciar los calabacines, bien picadita. Lo he dejado rehogar un poco y he apartado.
  4. En un cazo hago una salsa velouté rehogando una cucharada de harina en una cucharada de aceite, le agrego el caldo de cocer las gambas, dejo reducir, salpimiento y aparto. Este paso se puede simplificar si añadimos una cucharada de roux al caldo bien caliente, teniendo el mismo resultado en unos pocos segundos.
  5. Relleno los calabacines con la mezcla de gambas y calabacín, les coloco encima una cucharada de velouté, espolvoreo con queso rallado y pongo a gratinar.
  6. Mientras, marco en la plancha las colas de los langostinos.
  7. Monto el plato colocando dos trozos de calabacín sobre una cama de velouté y acompañado de dos langostinos.

Buen provecho.

Espirales de colores con calabacín y queso.

“Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando.”

PICASSO, Pablo
Pintor y escultor español.
Hoy toca receta de aprovechamiento. Tenía en la nevera un tupper de calabacín rehogado sin gastar y ha ido a parar a este plato de
 

Espirales de colores con calabacín y queso.

Ingredientes para dos personas:

Elaboración.

  1. En una cazuela con agua y una cucharada de concentrado de verduras casero, pongo a hervir la pasta siguiendo las indicaciones del paquete, dejándola más bien al dente, ya que la pasta, como los arroces y las legumbres, si se pasan de cocción, actúan más como carbohidratos de absorción rápida que de absorción lenta, por lo que engordarán más.
  2. En una sartén, caliento un poco el calabacín que ya tenía rehogado ( si no se tiene ya hecho, se rehoga unos minutos en la sartén mientras se cuece la pasta), le añado la pasta escurrida, le doy unas vueltas y le incorporo el queso troceado. Una vueltecita más y a servir.

*Está claro que si nos acostumbramos a tener preparaciones hechas en casa, ya sea como fondo de nevera o en el congelador, porque cuesta prácticamente lo mismo cocinar para una vez que para varias, la elaboración de un plato es un momento nada más, no hay excusa para no comer bien, sano y rico en casa.

*Estas preparaciones cocinadas suelen durar varios días en la nevera habiéndolas envasado correctamente en un tupper bien lleno y herméticamente cerrado y llevado al frío justo al alcanzar la temperatura ambiente. En el congelador, lógicamente, nos durará más.

La pasta también se puede tener preparada en la nevera, bien refrescada y untada en aceite para que no se apelmace, o incluso este plato totalmente elaborado listo para calentar en el microondas, pero como no cuesta demasiado tiempo cocerla, no suelo hacerlo.

Champiñón

El champiñón es un hongo que podemos encontrar tanto silvestre como cultivado, aunque éste último es el más fácil de encontrar en el mercado y, por lo tanto es el más consumido. Podemos comprar el champiñón cultivado a granel o en bandejas envasadas, ya sea entero con su pie, o ya cortado laminado. El laminado es más fácil de utilizar porque ya está listo para cocinar, sin embargo yo prefiero comprarlo entero, no me molesta para nada laminarlo en casa, incluso me gusta porque me impregno de aroma mientras los voy cortando.

En cuanto a comprarlos a granel o envasados, como no siempre voy al mercado donde los suelo encontrar bien frescos y convenientemente preservados tapados y en frío, suelo comprarlos envasados en bandeja de porespan, así me aseguro que se han preservado del aire casi desde su recolección y además la fecha caducidad que suele llevar me indica su frescura.

Es importante lavarlos bajo el grifo ( no sumergidos ) y secarlos bien antes de cocinarlos, y nunca pasarnos de cocción, pues se ennegrecerán tontamente y perderían textura. Si los queremos guardar precocinados como base para otras preparaciones, los envasaremos muy poco rehogados. Ya se acabarán de hacer en el momento que los vayamos a consumir.

Se adaptan perfectamente al fondo de nevera o congelador, ya que es un ingrediente ideal para añadir a arroces, guisos, revueltos, tortillas. En tal caso se rehogarán brevemente en un poco de aceite y, si se desea,  con ajo y  se tienen que envasar en un tupper bien hermético con el mínimo de aire posible en el momento de retirar del fuego, cerrando bien la tapa para que haga bien el vacío y en cuanto esté a temperatura ambiente, guardar en nevera si se quiere consumir en pocos días o en el congelador si no sabemos cuándo lo consumiremos. La descongelación se hará preferentemente en la nevera, o en caso de necesidad en el microondas, sin pasarnos de tiempo ya que una vez descongelados empezarán a cocerse. Si se van a consumir en revuelto, guarnición o tortilla, se puede desechar el jugo que suelta una vez descongelado, pero si lo queremos añadir a algún guiso, se hará con todo su jugo, ya que le aportará un sabor delicioso.

Fuente  sobre  conservación : “Bajo cero” de Cristina Galiano

Plaza Janés ISBN 84-01-37762-5

 

El valor nutricional del champiñón puede variar según se trate de un hongo silvestre o de cultivo, pero por lo general es un alimento altamente remineralizante, con un gran contenido en Fósforo, Magnesio y Potasio y con un  gran poder antioxidante gracias a su alto contenido en Selenio. Poseen también pequeñas cantidades de vitaminas A, C, B1 y D. El champiñón es un alimento con un contenido calórico muy bajo ( apto para dietas de adelgazamiento ) y una importante cantidad de fibra no soluble, que nos aporta sensación de saciedad. Su contenido en grasas es apenas apreciable y, la poca que contiene es saludable, libre de colesterol.

El champiñón es originario de Francia, cuyo cultivo se remonta al siglo XVIII. Hoy en día la facilidad de su cultivo y su valor en la cocina hace que sea una de las setas más cultivadas y consumidas.

Fuente: En buenas manos.

Hay una curiosidad que aún no he probado, pero que me llamó mucho la atención hace años.  Tengo un libro de naturaleza dirigido a los niños en el qui viene un artículo muy interesante sobre cómo cultivar champiñones en el sótano de casa. Para aquellos que dispongan de un sótano aunque sea pequeño, con un rinconcito libre, les trascribo un resumen del artículo:

Cultivar champiñones en el sótano.

Hay que tener un sótano bien oscuro a temperatura constante i, sobre todo, sin corrientes de aire.

Necesitamos el siguiente material:

  • Estiércol de caballo en descomposición ( fácil de encontrar en centros de jardinería, perfectamente envasados y sin olor desagradable)
  • Tierra vegetal para trasplantar ( también en centros de jardinería)
  • Una cubeta honda
  • Una botella grande de plástico ( las típicas del agua)
  • Un termómetro.
  • Dos o tres tiras de tela.
  • Esporas de champiñón de París ( si no se encuentran, se pueden utilizar las esporas recogidas de champiñones de París bien grandes y abiertos)
  • Guantes para manipular el estiércol ( también recomienda estar vacunado contra el tétano)

Preparación de la cubeta:

  • Coloca una capa de estiércol de al menos 30 cm en el fondo de la cubeta. Producirá de manera natural el calor necesario para que se desarrollen las esporas.
  • Mezcla las esporas con la tierra vegetal ( una capa de 5 a 10 cm) Después se estiende esta mezcla por encima del estiércol de la cubeta.
  • Colocar la cubeta en el rincón más oscuro del sótano.
  • Con cuidado se recorta el cuello de la botella de plástico y se llena de agua. Se mojan las tiras de tela, se mete un extremo dentro de la botella y el otro sobre la tierra vegetal para que esté húmeda. No se regará nunca.
  • Se coloca un termómetro en la tierra para verificar que se mantiene caliente.
  • Entre 4 semanas y dos meses después empezarán a salir unos puntitos blancos que se convertirán rápidamente en deliciosos champiñones.

Transcripción de “La gran enciclopèdia Fleurus Natura”

Panini España

ISBN 2-215-05216-3

Pollo con champiñones

“Trinxat” de col, con butifarra “esparracada”

“No es sabio el que sabe muchas cosas, sino el que sabe cosas útiles.”

ESQUILO
Dramaturgo griego.

Trinxat

Antes de acabar el invierno tenía que publicar una de las recetas que me gusta preparar en esta época, la col trinchada,  “trinxat” acompañada de butifarra, que para la ocasión acostumbro a destripar y deshacer “esparracar”. Hecha la aclaración del título de la receta, procedo con la misma.

Ingredientes para 5/6 raciones:

  • 1 col
  • 2 o 3 patatas, según tamaño
  • 5 butifarras de ración ( yo utilizo unas que van rellenas de setas )
  • AOVE
  • Sal, pimienta
  • Reducción de vinagre de módena

Elaboración:

  1. Lo primero es cocer la col con las patatas. Yo he utilizado la olla rápida, que me ahorra tiempo y conserva mejor el valor nutritivo de la verdura. En cualquier caso, elijamos el método que elijamos, mejor cocer con muy poca agua.
  2. Se escurre bien la verdura, mientras que se sofríe bien la butifarra con un ajito picado en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  3. Una vez bien sofrito, se añade la col, se le dan unas vueltas y a servir.
  4. Yo lo sirvo con un cordón de AOVE y otro de crema de vinagre de módena, que el toque agridulce le sienta la mar de bien.

Buen provecho.

Alcachofas gratinadas

“No hay un solo rey que no descienda de un esclavo, ni un esclavo que no haya tenido reyes en su familia.”

PLATÓN
Filósofo griego.

Alcachofas gratinadas

Hoy hemos tenido entrante rapidito, pero muy rico. Basándome en la receta que hace poco publicó canecositas, he preparado unas alcachofas riquísimas.

Ingredientes para dos raciones:

  • 1 lata de corazones de alcachofa, 240 gramos escurridos
  • 1 rodaja gruesa ( de unos dos dedos ), de longaniza de la buena, con poca grasa y mucha gracia.
  • queso Emmental rallado para gratinar.

Los ingredientes son los que tenía a mano, pero se pueden adaptar al gusto o a la despensa-frigo de cada uno o cada momento, por ejemplo poniendo puntas de jamón o queso en lonchas….

Elaboración:

  • Parto los corazones de alcachofa por la mitad, los escurro bien y los coloco en la cazuelita. Se pueden enjuagar primero ( me lo ha sugerido mi hija ), pero a mí me gusta el gustillo ácido que tienen tal cual.

Alcachofas con la longaniza

  • Corto la longaniza a trocitos y los añado a la cazuela.
  • Le pongo una capa de queso rallado y al horno a gratinar hasta que se vea dorado.

Alcachofas con el queso antes de gratinar

A lo tonto, me ha salido una receta al más puro estilo Falsarius, ¡Qué rico!

Buen provecho.

A %d blogueros les gusta esto: