Archivos Mensuales: julio 2012

Creación y decoración de tartas y cupcakes.

“Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal.”

NIETZSCHE, Friedrich
Filólogo y filósofo alemán del siglo XIX
 
Tengo una asignatura pendiente ( qué optimista, como si sólo fuera una ) y es aprender a hacer tartas de las de verdad,con su decoración y su todo, para grandes ocasiones, pero no tengo ni idea de cómo empezar. Veo los trabajos de muchas de vosotras y por desconocimiento o por miedo, ni intento realizarlos.
Gracias a muchas de vuestras aportaciones, tal vez algún día pueda subir alguna foto de algún trabajo mío que merezca ser expuesto.
En el  blog de chispitartas he descubierto una colección de tutoriales paso a paso para la decoración de tartas y cupcakes, como por ejemplo la realización de un bonito lazo de dos colores para adornar cualquier dulce creación. 
 
A ver si aprendo.
Anuncios

Rollo de patata.

“Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.”

LA ROCHEFOUCAULD, François de
Escritor francés.

Rollo de patata

Esta entrada corresponde a otro de los platos que mi hija ha preparado aprovechando sus vacaciones escolares. El plato lo eligió de entre las fichas culinarias que coleccioné aún de soltera y que todavía consulto para cuando quiero hacer algo especial que se salga del plato de diario. Aunque es un plato que en verano mi madre ya solía hacer, variando algún que otro ingrediente, es la primera vez que se ha hecho en casa en forma de rollo, siempre había sido en forma de timbal, a capas, que también es una manera resultona y rica de prepararlo.

Ingredientes para dos personas: 

Unos 200 ml. de puré de patatas espeso.

1 lata de atún en aceite.

1 lata pequeña de pimiento morrón,

1 huevo cocido,

unos 50 gramos de pepinillos en vinagre,

mayonesa, salsa de tomate,

hojas de lechuga, olivas y tomates cherry para decorar.

 

Preparación: 

Primero ha extendido el puré de patata sobre una hoja de papel film, dando forma de rectángulo de un dedo de grueso aproximadamente.

Rectángulo de patata

Seguidamente ha añadido al rectángulo, por este orden, el atún escurrido y desmigado, el pimiento rojo a tiras, el huevo duro picado ( excepto dos rodajas que ha reservado para adornar), los pepinillos ( excepto los que ha utilizado para el adorno ) y mayonesa mezclada con una cucharada de salsa de tomate para darle color y sabor.

Una vez ha tenido todos los ingredientes extendidos sobre el puré, con ayuda del papel film ha procedido al enrollado, cuidando que quede un rollo lo más firme y parejo posible. Sin retirar el papel film lo ha guardado en el frigo para que coja firmeza.

Pintando el rollo de patata

Poco antes de servir, lo ha sacado, le ha quitado el film, lo ha pintado con mayonesa y lo ha decorado con unas tiras de salsa de tomate, pepinillos, las rodajas de huevo duro y unos tomates cherry. Lo ha acompañado de unas hojas de lechuga, tomate y olivas y……..delicioso!

Buen provecho!

Gambas al ajillo.

Una mentira es como una bola de nieve; cuanto más rueda, más grande se vuelve.”

KING, Martin Luther
Activista del Movimiento por los Derechos Civiles.

Gambas al ajillo

Ésta es una de las recetas que preparo a menudo para picotear un sábado por la noche, sobre todo si tengo una buena barra de pan para mojar. No se tarda nada en preparar, sobre todo si se tienen a mano colas gambas peladas congeladas. Ya sé que no se puede comparar con unas gambas frescas peladas en casa, pero no siempre tenemos tiempo ni ganas de pelarlas, y el encima el presupuesto manda, aunque si alguien se quiere dar un homenaje, por qué no, un día es un día. Una vez peladas la preparación es exactamente igual.

Ingredientes:

   –  Medio quilo de colas de gamba congeladas.

   –  Dos dientes de ajo.

   – Dos guindillas picantes pequeñas o la punta de una grande.

   – Media cucharadita de pimentón dulce.

   – Una puntilla de pimentón picante ( si gusta muy picante, si no, con la guindilla es suficiente ).

   – Aceite de oliva virgen extra (AOVE).

   – Una pizca de sal.

   – perejil para espolvorear (opcional )

Preparación:

Lo que hago es laminar el ajo y añadirlo junto a la guindilla a una cazuela con un buen chorro de aceite. Lo pongo a calentar y cuando veo que las láminas empiezan a bailar, les añado las gambas descongeladas, o prácticamente descongeladas, ya acabarán en la cazuela. Le doy unas vueltas para que cojan color, le añado el pimentón y la sal,  retiro la guindilla ( si alguien la pesca sin querer se puede quemar la lengua ) y listas para servir. Se les puede espolvorear un poco de perejil picado por encima.

 Con una buena barra de pan recién hecho y una cervecita fría es un manjar de vicio.

Buen provecho.

Pudding de manzana en microondas.

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.”

PICASSO, Pablo
Pintor y escultor español.

Este pudding lo vi en el blog de Goizalde y enseguida vi que tenía que probarlo. No tenía todos los ingredientes que usó ella en su receta y realicé alguna modificación ( en lugar de usar mantequilla y caramelo he usado aceite y miel ), aunque con resultados igualmente ricos.

Pudding de manzana

 

Ingredientes:

 

    – 100 ml. de leche

    – 4 rebanadas de pan de molde.

    – 4 manzanas golden ( un Kg aprox en total).

    – 150 gramos de azúcar moreno de caña.

    – 100 gramos de aceite suave.

    – 4 huevos.

    – media cucharadita de canela en polvo. – Miel para pintar el molde.

 

Elaboración:

 

 En primer lugar mojo las rebanadas de pan en la leche previamente templada en el microondas.

 He cortado las manzanas en gajos medio/finos y los he puesto en una cazuela de pyrex. Les he añadido el azúcar y el aceite,  he tapado la cazuela con su tapa ( yo uso cazuelas de pyrex con tapa para estos menesteres, pero se puede usar perfectamente cualquier recipiente apto para el microondas tapado con film ) y la he puesto en el microondas a máxima potencia durante 10 minutos.

Mientras, he batido los huevos con la canela.

Cuando la manzana ha estado cocida, le he añadido el pan remojado y desmigado y los huevos batidos. He mezclado todo el conjunto y lo he volcado sobre un molde bañado  con miel, lo he tapado y lo he metido en el microondas a máxima potencia durante 15 minutos ( depende del molde tardará más o menos, mejor quedarse corto, ir probando la textura, y añadiendo más cocción si fuera necesario )

He volcado el molde sobre el plato de servir y he dejado templar un poco antes de comerla. Fría también está buena, pero cuando llega la hora de la merienda no hay quien se espere a que enfríe nada.

 Buen provecho.

 

 

Costillas de cerdo con salsa agridulce.

“Hacer preguntas es prueba de que se piensa.”

TAGORE, Rabindranath
Poeta y filósofo indio.

Costillas de cerdo con salsa agridulce

Los efectos de la crisis ha hecho que se amplíen mi fines de semana y que me quede en casa todos los lunes hasta finalizar el año, y la buena suerte ha hecho coincidir este inicio de regulación con las vacaciones de colegio de mi hija, así que este verano se estrena de cocinillas bajo mi supervisión  ( no me lo tengo yo creído ni nada, si casi aprendo yo de ella ). A este paso pronto la contrato de colaboradora en el blog, aunque de momento se queda un tiempo de becaria a ver qué.

En anteriores ocasiones ya he publicado alguna receta de ella, como el sushi, y hoy le toca el turno a las costillas de cerdo con salsa agridulce, una receta que se buscó ella y que encontró en la página de Karlos Arguiñano.

Ingredientes para 4 personas:

  – 1’5 Kgs de costilla de cerdo en tiras.

  – Aceite de oliva ( AOVE )

  – Sal y pimienta

   Para la salsa agridulce:

   1oo gramos de salsa de tomate.

   50 ml de vinagre de arroz

   30 ml de vino blanco

   4 cucharadas de azúcar

    2 cucharadas de maizena

   agua.

Elaboración:

Ha precalentado el horno a 220º. Mientras,  ha limpiado bien las costillas del posible exceso de grasa, las ha cortado en tiras de unos 10 cm, más o menos, las ha salpimentado y las ha embadurnado bien de aceite de oliva. Las ha colocado en una fuente de horno y las ha horneado durante unos 20 minutos.

 

 

Mientras se hornean las costillas, ha preparado la salsa agridulce poniendo el azúcar, el vinagre de arroz, el vino blanco y la salsa de tomate en una cazuela. Aparte, diluye la maizena en un poco de agua fría, lo añade a la cazuela y lo deja reducir unos 2 minutos.

 

Reducción de la salsa agridulce

 

 

Con esta salsa agridulce ha pintado las costillas cuando faltaban cinco minutos para acabar la cocción.

 

 

El plato es delicioso, siempre que gusten, claro está, los sabores agridulces. Para mi gusto tal vez un poco demasiado dulce, aunque bueno de todos modos, y el arreglo está en ponerle una cucharada menos de azúcar y santas pascuas, ¿no?

A ver, ¿se está esmerando la becaria o no?

Buen provecho.

A %d blogueros les gusta esto: