Solomillo de cerdo con ciruelas pasas.

“Las enemistades ocultas y silenciosas, son peores que las abiertas y declaradas.”

CICERÓN, Marco Tulio
Escritor, político y orador romano.

Hoy le he preguntado a mi hija qué quería que preparara para comer. Ella, incondicional declarada de este plato ha dicho: solomillo con ciruelas. No sé para qué pregunto.

Solomillo con ciruelas

Este plato lo he preparado muchas veces, la primera en una Nochebuena de hace muchos años y, como resultó un éxito, la he ido repitiendo de tanto en tanto para esta celebración, cosa rara, porque me gusta innovar cada año, pero es que este plato tiene ese qué que le gusta a todos y además no da mayor complicación para poder servir un segundo plato en una celebración en la que solemos ser veinte a cenar. No requiere que esté a última hora en la cocina acabando el plato, sino que me permite disfrutar de los entrantes con la familia mientras la cazuela se mantiene caliente esperando su turno.

Ingredientes para dos raciones:

  • Un solomillo de cerdo

  • 6 ciruelas pasas grandes, sin hueso.

  • 120 ml. de vino blanco.

  • 100 ml. de caldo de ave.

  • cucharada de mermelada de fruta roja.

  • 1 yogur

  • harina

  • sal, pimienta

  • Aceite de Oliva Virgen Extra.

Preparación:

 1.- Pongo las ciruelas en remojo con el vino durante unas horas.

 1.- Corto el solomillo en medallones de unos 3 cm. al sesgo y los aplano con el dorso de un cuchillo.

 3.- Pongo harina en un plato, la sazono con sal y pimienta y paso los filetes de solomillo por ella.

 4.- Caliento aceite en una sartén y voy friendo los filetes hasta que estén dorados.

Sofrío el solomillo

 5.- Cuando están todos dorados, los devuelvo a la sartén y añado el vino con las pasas y el caldo. Dejo cocer a fuego vivo durante un minuto  y luego, bajando el fuego y tapando la sartén, dejo cocer 20 minutos más.

Dejo cocer 20 minutos.

 6.- Una vez pasado este tiempo, pongo los filetes en el plato junto a dos de las ciruelas, añado un yogur y una cucharada de mermelada roja a la salsa y el resto de las ciruelas, le doy un par de vueltas para que se caliente, la paso por el minipímer ( ésto es opcional, a mí me gusta más así ) y finalmente lo vuelco en el plato sobre el solomillo.  Cuando lo preparo para una celebración, lo sirvo de manera diferente. Una vez triturada la salsa, la devuelvo a la cacerola o sartén junto con el solomillo para que se mantenga caliente mientras degustamos los entrantes.

Buen provecho.

 

Esta receta es una adaptación de una ficha de la colección “Comer bien”, pero sustituyendo la nata por yogur, aligerando así el plato de grasas y calorías. Además, al llevar mermelada y ciruelas, el ácido del yogur no se nota. Suelo utilizar muchas veces yogur en muchas preparaciones, ya que me gusta el toque que da.

Anuncios

Publicado el 18 junio 2012 en Carnes y aves y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Puedes dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: