Pollo con champiñones

“Estudia no para saber algo más sino para saber algo mejor.”

SÉNECA, Lucio Anneo
Filósofo latino.
Si hay algo que me ayude enormemente a la hora de comer bien, sano y equilibrado cada día y sin tiempo de cocinar por las mañanas porque salgo del trabajo a las dos, es tener platos medio o enteramente preparados, ya sea en el congelador o en la nevera, gracias al sistema cocinar una vez para varias. Es decir, cocino un plato entero o a medias y congelo o guardo en tuppers bien cerrados en el frigo las porciones que no me voy a comer en el acto y así tener platos preparados o listos para acabar a última hora cuando los vaya a menester.
El sistema que utilizo más es congelar los platos enteramente cocinados, rellenando tuppers justos acabados de hacer, enfriándolos lo más rápidamente posible y guardando en el congelador debidamente identificados para utilizar días, semanas o incluso meses más tarde.
También se pueden guardar en el congelador preparaciones básicas para combinar con otras ya guardadas, y obteniendo con ello platos distintos según la combinación que escojamos. Por ejemplo, he llegado del súper con una bandeja enorme de champiñones que no voy a utilizar de inmediato en su totalidad, pero que si la guardo en la nevera tal cual acabará por estropearse, y eso no interesa de ninguna manera. En este caso, aprovecho para saltear la bandeja entera de champiñones en una sartén o wok ( yo prefiero este último ) con un poquito de aceite y sal. Podemos sofreír del todo o separar unas cuantas raciones más al dente para guardar como fondo de nevera o congelador y así tenerlos a punto para acabar de cocinar cuando los añadamos a otros ingredientes o preparaciones básicas que teníamos ya guardadas, obteniendo así un risotto, una tortilla, un revuelto…. con la mitad del trabajo adelantado.
En esta ocasión, he aprovechado una porción de los champiñones y los he acabado de rehogar con una porción de pollo que guardé hace semanas en el congelador ( aproveché para cocer el doble del pollo que nos íbamos a comer ese día ) y que retiré una vez cocinado y antes de añadirle el último toque para comer al ajillo ( es decir, antes de añadirle el chorreón de vinagre que le da el toque final al plato ).
El resultado: Este riquísimo pollo con champiñones.
Pollo con champiñones
Anuncios

Publicado el 15 marzo 2012 en Carnes y aves, Preparaciones básicas. y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Puedes dejar un comentario.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: